blog

Simple como un trazo.

Mi última producción artística Es Perfecta Imperfecta. Retorno.

Un video-idea-sentir que llevé dentro mío por muchos años. Tantos que me pesaban. Lo expliqué una y otra vez. Lo fotografié también. Desistí hacerlo una y mil veces. Volví.

Varios países y el mismo ‘actor’.

Aparentemente siempre faltaba algo. Técnico. Un detalle. Una aclaración. Una decisión.

Hasta que elegí soltar, saltar, y Hacerlo.

De un solo trazo.

Acción!

No me gusta la imagen, ni el chico, ni el peinado, ni el vestuario. Ni la definición, ni la luz, ni el encuadre. No ‘me’ gusta la voz, enlatada, la mía.

SIN EMBARGO: MENCANTA ESTA OBRA ENTERA. El Proceso y el Resultado!

Puffff, ¿me explico?

Retorno Es simple y profundo como un ÚNico trazo apretado contra el papel, sin goma de borrar, a mano.

Gracias Claudio y Patricio, compañeros.

Gracias a ti.

FEliz.

Link para ver el video.

Expo On Line.

Exposición colectiva y publicación online de:

sin nombre, autoretratos menstruales

(dibujos realizados con sangre menstrual como único pigmento).

Idea del proyecto y ejecución: Débora Tenenbaum
inspirada en actos piscomágicos aconsejados por Alejandro Jodorowsky.

Barcelona en 2009 / Rosario, Argentina en 2012
Somos Espejos Ediciones

http://autoretratosmenstruales.wordpress.com/

‘Nosotras Mujeres con Vaginas sangrantes que dan la vida.

Ustedes, sean hombres o mujeres, todos se engendraron en una de ellas.

Bendigan el Espacio Sagrado donde se creó el Cuerpo que ahora habitan.’

Rosa Jiro

Artículo publicado en Pagina12 Argentina http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-7053-2012-02-10.html

La verdadera historia de Ugo sin H.

Estaba yo bañando-me, panza incluida. Enjabonando-la barriguita de cuatro meses y le digo:

‘Masiiii, te ponemos Dante y punto’.

Acto seguido, escucho una Voz que me dice:

– Me llamo Ugo.

– Hugo? Menos mal que me lo dices porque no se me hubiera ocurrido nunca y te habría llamado toda la vida de otra manera. Equivocada.

– Si. Me llamo Ugo. Ugo sin H.

UgoooooH = El Gran Espíritu.

Ugo you go!!

El pájaro es feliz porque canta.

‘Sentir agradecimiento de Corazón por todo lo vivido en tu Vida para llegar hasta este momento Sagrado, no se conquista por leer un libro, ahí está la diferencia: el conocimiento es información y cualquiera puede acceder a ella. La sabiduría es lo que hiciste con tu vida. Ojalá que recuperemos la sabiduría de Ser Humanos. La oportunidad es Ahora porque Aquí está la Vida.

¡El pájaro no canta porque es feliz, es feliz porque canta!

Verdad, Simplicidad, Alegría y Amor para todos los seres vivos’.

Del libro ’13 preguntas al Amor’ de Alejandro Corchs.

11 11 11 Rosario.

Ceremonia de GRATITUD 11 11 11 Rosario

En Casajardín de Gran Corazón

A partir de las 14 horas. Entrada y Salida Libre

Traer mantita y cojín. Comidas y bebidas a la canasta

DeVora FEliz 155 879748 / somosespejos@gmail.com

GRATITUD a la VIDA UNA

GRATITUD al CORAZÓN UNO

GRATITUD a UNO MISMO

GRATITUD a la MADRE TIERRA

GRATITUD a LA COMIDA y al AGUA

GRATITUD al DÍA DE CELEBRACIÓN

Las actividades las decidiremos según lo sintamos en el Momento Presente, siendo estas grupales e individuales. ReUnión Sagrada Comprometida con Uno y Todos.

COMO LLEGAR:
EN AUTO: por calle Ayacucho o por Av. Circunvalación, se entra en Villa Gobernador Gálvez o Villa Diego y se sigue derecho como indica el plano.
EN COLECTIVO: tomar  “A” (con cartelito que dice x Ruta 21) sale de terminal y va por San Luis (frecuencia cada 20 minutos). 4 pesos. Sugiero parada de San Luis y España o España y Pellegrini. El cole tarda 45 minutos en llegar.  Va por Av. San Martín, luego por Ayacucho y sigue derecho por la ruta 21. Bajarse en la parada del Cotolengo Don Orione. Caminan por la ruta 50 mts y agarran derecho por el camino al club Guillermo Tell como indica el plano. 

Variaciones del Memorándum*.

Uno llegar e incorporarse al día
dos respirar para subir la cuesta
tres jugarse en una sola apuesta
cuatro escapar de la melancolía
cinco aprender la nueva geografía
seis no quedarse nunca sin la siesta
siete el futuro si es una fiesta
y ocho no amilanarse todavía
nueve qué importa saber quién es el fuerte
diez no dejar que la paciencia ceda
once no cuidarse de ninguna suerte
doce no guardar la última moneda
trece para qué centrarse en la muerte
catorce disfrutar mientras se quiera.

*Variaciones realizadas por Débora Tenenbaum sobre el Memorándum de Mario Benedetti.

CLICK PARA IR AL VIDEO.

Hay recompenza.

Mama sabe bien
Perdi una batalla
Quiero regresar
Solo a besarla

No esta mal
Ser mi dueño otra vez
Ni temer que el rio sangre y calme
Al contarle mis plegarias

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa

Mama sabe bien
Pequeña princesa
Cuando regrese
Todo quemaba

No esta mal
Sumergirme otra vez
Ni temer que el rio sangre y calme
Se bucear en silencio

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa
En la zona de promesas

Click video

Re Uno Todo.

Estoy sentada bajo los árboles en una hermosa hacienda en el Cerro Roqué, en Paraguay. Contemplo a mi alrededor mientras Ugo hace lo mismo. Cada uno a su ritmo.

Mi atención se detiene en un objeto de bambú. Comprendo su construcción! No es que ‘entiendo intelectualmente’ cómo está hecho sino que siento su arquitectura! El objeto, mi mirada y yo somos Uno en un Instante (Santo). Fusionados.

Me asusto. Me levanto. Me voy.

Es pasado el mediodía. La luz se filtra por las ventanas dibujando en todos lados. Miro al techo con la misma parsimonia de hace un rato. Volteo la cara. Lo miro a Ugo. Ugo mira el techo, hipnotizado. Ahora siento su Mente!! Conectados.

Imagino que veinte años después, dice: ‘Mamá, te acuerdas cuando estábamos los dos tumbados en Takuara Rendá, mirando el techo de paja, en una quieta tarde soleada?’.

Me emociono. Lloro. A mares. En silencio.

‘Dónde hay un boli?. Tengo que escribir esto!’, pienso. Y también pienso: ‘Si Aquí lo escribo no lo vivo. Así que Ahora lo vivo!!’ Elijo.

Ya pasaron dos meses de aquello. Entonces lo escribo.

No hay nada que temer.

Lección 48 · Un Curso de Milagros

La idea de hoy afirma simplemente un hecho. No es un hecho para los que creen en ilusiones, mas las ilusiones no son hechos. En realidad no hay nada que temer. Esto es algo muy fácil de reconocer. Pero a los que quieren que las ilusiones sean verdad les es muy difícil reconocerlo.

Las sesiones de práctica de hoy serán muy cortas, muy simples y muy frecuentes. Repite sencillamente la idea tan a menudo como puedas. Puedes hacerlo con los ojos abiertos en cualquier momento o situación. Recomendamos enérgicamente, no obstante, que siempre que puedas cierres los ojos durante aproximadamente un minuto y repitas la idea lentamente para tus adentros varias veces. Es especialmente importante también que la uses de inmediato si observas que algo perturba tu paz mental.

La presencia del miedo es señal inequívoca de que estás confiando en ‘tu’ propia fortaleza. La conciencia de que no hay nada que temer indica que en algún lugar de tu mente, aunque no necesariamente en un lugar que puedas reconocer, has recordado a Dios y has dejado que Su fortaleza ocupe el lugar de tu debilidad. En el instante en que estés dispuesto a hacer eso, ciertamente no habrá nada que temer.

Vuelvo.

Escribo.

Vuelvo a escribir.

Vuelvo a hacer las cosas que me gustan.

No tengo existen palabras de agradecimiento suficientes para expresar mi sentir.

En-contrar-te fue re-encontrar-me.

Re-encontrar-te es la continuación.

Encontrar hacia adentro: Este Es mi Camino.

Me entretuve.

A veces me entre-tengo.

Me tengo entre.

Como formas de quedar atrapada.

Al ego le agrada esto.

¿Te molesta mi vocabulario?

¡Busquemos otro!

Renombro a mi ego: lo llamo… Felipe!

A Felipe le gusta sufrir. Ser víctima, desdichado, celoso, aburrido, pesado, amargado.

Pero Felipe no soy Yo.

Él vive en un mundo de ilusiones.

De buenos y malos. De cuerpos como mercancías: etiquetados.

Un mundo de dolor y de fracaso.

Una ilusión de dolor y de fracaso reiterado.

Mi Verdadero Mundo es Perfecto, Sano, Abundante. Sabroso. Vibrante.

Seguiré escribiendo.

Y viajando.

Aprendiendo y Enseñando.

Despertando.

Infinitas Gracias.

Te Amo.

En la sombra está el Verdadero Yo.

En la sombra está nuestro Verdadero Yo, susurraba en el sueño mientras descubría las sombras de todos los otros. La mía también.

Como un volumen oscuro, estaban todas flotando a un metro justo detrás de cada persona. Yo intentaba esquivar el cuerpo de la gente para mirar directo su sombra. Pero no podía. Las sombras se ‘escondían’ detrás de sus respectivos cuerpos.

Yo me sentía feliz habiendo des-cubierto la clave para VerNos Real-mente. Ahora todo es cuestión de práctica, me decía y recordé el gymnasio espiritual que habíamos abierto.

Pensé en llamar a las chicas de la sesión de la tarde (tanto que hablamos de Le Diable, los deseos, las tentaciones y las oscuridades) para decirles que no se pre-ocupen. Que se entrenen nomás para aceptarse Que ya así, visible lo oscuro, es todo más fácil.

Maternidad en el Hogar.

06.30 horas
Llegamos a domicilio según acuerdo pactado previamente, ya que la señora y su esposo habían tomado la decisión de tener un parto domiciliario y encontramos a la señora Débora ya parida, con su BB en brazos.
El BB es de sexo masculino, vigoroso, rosado y prendido a la teta con lactancia vigorosa. Aún está unido a la placenta.
El cordón ha cesado de latir.
Sangrado materno escaso.
Se revisa periné y se lo encuenra íntegro.
Se realiza el alumbramiento por expresión simple (placenta desprendida y en vagina). Membrana y placenta íntegras.
Se procede al corte de cordón realizado por el papá del BB previo al alumbramiento.
Buen globo de seguridad de Pinard.
Hora del nacimiento: 06.00 am.
Posición materna al parto: en cuadripedia.
Se realiza higiene perineal y constatamos bien ‘agarre’ del BB a la teta.
Peso al nacer 2900 gr.

Dra. María Cristina Giménez.
27 dic 2010, Rosario Argentina.

Soltando amarras, amuletos, compromisos.

Mi exquisito amigo Jorge Perez, el joyero, me regaló en Barcelona una pulsera protectora hecha por él, para que me acompañara en este maravilloso nuevo proceso de mi vida.

Yo la asumí como un amuleto y, pese a que no suelo usar ni pulseras ni aros ni collares ni anillos, acordé conmigo misma en llevarla puesta hasta el día del parto.

Hace tiempo ya la quiese sacar de mi muñeca (izquierda) pero fiel a mi compromiso no lo hice.

Anoche soñé por primera vez con bebé fuera de mi cuerpo, precisoso y tranquilo.

Hace días llevo sintiendo un fuerte dolor que me viene a recordar que no me olvide de ser ‘yo misma’ y que ninguna ‘autoridad externa’ decidirá por ‘mí’.

Al despertar esta mañana algo cayó al suelo. Me levanté para unos mates, sonó el teléfono, en fin. Acabo de descubrir la pulserita rota en el piso. GRACIAS George. Ya he parido.

Feliz Felicidad.

Vivir en el presente y enviar un mensaje de feliz 2011, no sé si tiene sentido. Pero hoy se me dió por hacer esta tarjetica. 

Jajajajajajajaja!!! Y mientras me divierto recuerdo el poema de Walt Whitman: ‘¿Qué yo me contradigo? Pues sí. Me contradigo y ¿Qué? Soy Inmensa y contengo Multidues’.

Feliz Felicidad.
Autorretrato en tarde de Luna Nueva. 5 de diciembre de 2010. Rosario, Argentina.

 

Miedo del ego a la muerte.

Algo tan aparentemente trivial y normal como la necesidad compulsiva de tener razón en una discusión y demostrar que el otro está equivocado, defender la posición mental con la que te has identificado, se debe al miedo a la muerte.

Si te identificas con una posición mental y resulta que estás equivocado tu sentido de identidad basado en la mente se sentirá bajo una seria amenaza de aniquilación. Por tanto tu, como ego, no puedes permitirte estar equivocado. Equivocarse es morir.

Cuando dejas de identificarte con la mente, el hecho de tener razón o estar equivocado es indiferente para tu sentido de identidad. De modo que esa necesidad compulsiva, apremiante y profundamente inconsciente de tener razón, que es una forma de violencia, deja de estar presente.

Puedes expresar como te sientes y lo que piensas con claridad y firmeza pero tal expresión no estará teñida de agresividad ni actitud defensiva. Tu sentido de indentidad deriva entonces de un lugar más profundo y verdadero dentro de ti, no de la mente.

Eckhart Tolle. El poder del Ahora.

Elige tu propia aventura.

Soñé con Lula, la de Brasil.

Al mejor estilo ‘elige tu propia aventura’. ¿Alguien recuerda esos libros?

Con Lula nos separábamos ni bien el sueño comenzaba. No sintiendo que fuera una elección sino ‘porque así eran las cosas’.

Por mi parte, comenzaba una seguidilla de situaciones y circunstancias que si tuviera que juzgar, y de hecho eso es lo que hacía todo el tiempo, eran bastante desagradables. Y una situación llevaba a otra. Y otra. Y otra. Y perdía de vista cualquier posible solución puesto que ‘la bola del enredo’ (es decir, los problemas) era cada vez más grande.

Al cabo de uno o dos días (el desconcierto por los acontecimientos era tal que había perdido la referencia temporal) me re-encuentro con Lu, ‘como por casualidad’. Esa misma ‘casualidad’ por la que creemos que suceden las cosas, todas esas cosas en la que uno siente que no tiene nada que ver.

Lula lloraba a moco tendido por todas las desgracias que le había tocado vivir en los últimos cinco días. Yo decía ‘¿Cómo cinco? Si fueron, como mucho, dos’.

Y comienzo a pensar, dentro del sueño, en lo relativo del tiempo. Ninguna de las dos podía saber cuanto tiempo había pasado ‘Realmente’. Porque para Lu habían pasado 5 días y para mí 2, pero no como una mera cuestión perceptiva o emotiva del tiempo sino que ‘realmente’ había sucedido así.

Comienzo a Observar entonces como desde la ilusión fabricamos realidades.Y con los espacios físicos nos sucedía igual: ninguna de las dos los veía tal cual eran. Tal cual Son. Ni que decir de la gente y de nosotras mismas!

Y seguía Observando como observaba. Y cuanto más parecía que ‘me alejaba’ (de la vida) más me ‘acercaba’. Como un zoom in y zoom out que a su vez dejaba de tener sentido cuando comprendía que Siempre permanecía ahí, Aquí, Ahora. En el Único Lugar y Único Momento.

Amanecí junto a Li, que podría haber sido Lu, pero no, era Li. Fui a caminar por la orilla del Río sonriendo al ritmo de la vibración de este Despertar colectivo. Como en el sueño: ya Es, ya Está.

Soñando que sueño.

Y la Voz dijo:

‘Vinimos a soñar ‘bonito’. A experimentar y aprender jugando.

Entonces, con la primera experiencia del ‘miedo’, se nos olvidó que éramos el soñador y creímos que éramos el sueño.

Nuestro olvido tejió y tejió ilusiones que no pueden dañar lo que Sí Somos: El Soñador.

Un Soñador Sano, Pleno y en Paz Absoluta. Seguro de Despertar Recordando’.

Rosa Jiro.

 

Practicando el Poder del Ahora.

Nadie puede hacerlo por ti.
Pero si tienes la suerte de encontrarte a alguien que es intensamente Consciente, si puedes estar con esa persona y unirte a ella en el estado de presencia, ello te ayudará y acelerará las cosas.
Tu propia Luz pronto se fortalecerá.

Si ponemos un tronco que está empenzando a arder junto a otro que ya está ardiendo y después de un rato volvemos a separarlos, el primero arderá con mucha más intensidad. Después de todo es el mismo fuego el que arde en ambos.

Una de las funciones de un guía espiritual es ser ese fuego. Algunos terapeutas también pueden realizar la misma función siempre que hayan ido más allá del nivel de la mente y puedan crear y mantener una intensa presencia conciente mientras trabajan contigo.

Eckhart Tolle. Descargar audiolibro.

Demente consciente.

‘Una vez que el cuerpo del dolor lo ha dominado, usted quiere más dolor. Se vuelve una víctima o un victimario. Usted quiere infligir dolor, o sufrirlo, o las dos cosas. De hecho no hay mucha diferencia entre ellas. Usted no es consciente de esto, por supuesto, y afirmará vehementemente que no quiere sufrir. Pero observe detenidamente y descubrirá que su pensamiento y su conducta están diseñados para conservar el dolor, en usted mismo y en los demás. Si usted fuera verdaderamente consciente de ello, el patrón se disolvería, porque querer más dolor es demencia y nadie está demente conscientemente’.

Eckart Tolle.

Mis tabiques son transparentes.

La diferencia entre la mayoría de los demás hombres y yo consiste en que mis ‘tabiques’ son transparentes. Ésta es mi peculiaridad. En los demás frecuentemente son tan espesos que no ven nada tras ellos y por ello creen que allí no hay nada. Yo percibo en cierto modo los procesos del subconsciente y por ello tengo seguridad interna. El que no ve nada, tampoco tiene seguridad, ni puede sacar conclusión alguna o no confía en las propias conclusiones. Yo no sé qué es lo que ha hecho que yo pueda percibir el fluir de la vida. Fue quizás el inconsciente. Quizás fueron los primero sueños.

Carl Gustav Jung.

El camino de los vivos.

Cuando se sigue el camino de la individuación, cuando se vive la vida, hay que aceptar también el error. De lo contrario, la vida no sería completa. No existe garantía alguna -en ningún instante- de que no incurramos en el error o en un peligro mortal. Se cree quizás que existe un camino seguro. Pero éste sería el camino de los muertos.

Recuerdos, sueños, pensamientos. Carl Gustav Jung.

Paz.

Una de las cosas que más me llamó la atención en las devoluciones de la gente, cuando comencé a salir en medios de comunicación masiva, fue que me dijeran en reiteradas ocasiones que les transmitía una gran Paz.

Las primeras veces no lo tomé en serio, pero cuando se repitió me pregunté: ¿qué es la Paz?

Tenía en mi imaginación la ilusión de que Paz era algo quieto, sereno, tranquilo, prácticamente inmóvil. Esa imagen interior de la Paz estaba muy lejos de mi sentir para conmigo mismo. Así que, interesado por el significado de la palabra, tomé el primer diccionario de lengua española que tuve a mi alcance y leí: ‘Paz es el acto de no hacer la guerra’. Que lejos de saber lo que es la Paz que está esta gente, que la define por la negativa, pensé. Más tarde leyendo a un guía espiritual llamado Triguerinho, me reencontré con el significado de esa pequeña palabra.

Paz es saber cuál es tu lugar en la vida, y ocuparlo en armonía.

¿Cuál es tu lugar en la vida?

Alejandro Corchs.

Un curso de Milagros.

Este curso no pretende enseñar el significado del amor, pues eso está más allá de lo que se puede enseñar. Pretende, no obstante, despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor, el cual es tu herencia natural. Lo opuesto al amor es el miedo, pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos.

Este curso puede, por lo tanto, resumirse muy simplemente de la siguiente manera:

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

Manar de los ojos un líquido: llorar.

Hace más o menos una semana que lloro. Así. De repente. En cualquier momento del día y circunstancia: lloro. Con motivo aparente. Y si él.

Lógico, me digo ahora.

A veces lloro por las bienvenidas y por las despedidas. Otras veces lloro porque ya no puedo abrazar al cuerpo de mi padre y contarle lo feliz que soy, aunque lo sabe. A veces lloro cuando inspiro y siento en el aire La Maravilla de El Misterio y de El Sentido.