El ioga y yo.

Un día me encontró el yoga. Practiqué Kundalini en Barcelona, de modo intenso. Me ofrecieron formarme como profe y no quise. Otro día, luego de mi primera experiencia de retiro de meditación y quietud Vipassana, en una clase de Kunda, sentí que eso ya no era para mí. Intenté con varios tipos de yogas ySigue leyendo «El ioga y yo.»