La felicidad es, entre otras cosas, rara (para mí y hasta ahora).

Los que no tenemos registro de ser felices y somos actualmente happies estamos: desconcertados!

Esto de vivir cada instante intensamente, por ejemplo sometimes, cansa. Agotados de felicidad! Ji. Quien diría. Y no es queja! Se confunde con la queja por el hábito de quejarnos. Pero no. Lisa y llanamente: es información, que nadie explica.

Hoy salí del gestor habiendo pagado extras. Formularios extras. Salí llorando. El susto de la crisis. Vió?! Subí a la bici y a punto de moquear, como en el segundo/tercer espasmo lagrimógeno, pensé: ‘El precio de estos formularios en comparación con la libertad y la felicidad que siento no es nada!!! Estos formularios son baratos!’ Soy feliz!’, grité al viento. Zas. Y me largué a reir.

(La felicidad es ser lo que se es y trabajar en lo que uno ama. La labor es encontrarse. AJ.)