Con tu permiso, Beatriz.

dejar de ser Devora, convertirte en Debora, mañana, quizás un nuevo nombre, quizás corte re-engendradora embarazo erespartoenmovimiento el latir de tu tambor resuena en mis entrañas gracias, porque en tu mudanza nos mudamos todas, se muda el mundo cacharros interiores enterrados en cataluña se dormirán en la tierra luego volverán a ti, como un mantoSigue leyendo «Con tu permiso, Beatriz.»

Me ilumino diciendo: Gracias.

Etiquetas, queja y gratitud. Pasé unos treinta años siendo la más introvertida. Decía si/no moviendo la cabeza para no pronunciar palabra. Y negativa. También era muy negativa. Me quejaba en lo profundo: ‘por qué yooooo’! Que he hecho yo para merecer esto, me decía, mientras lloraba en la oscuridad. Luego, para conocer el otro extremoSigue leyendo «Me ilumino diciendo: Gracias.»