Orejeando.

¡Cortados por la misma tijera! . . ¡Es que compartimos mismo peluquero! . . JAJAJAJAJAJA . . ¡Prontito compartiremos la ropa y el calzado! . . Nada más alucinante en mi vida que atestiguar el crecimiento de mi hijo, día tras día. . . Aunque últimamente me siento ‘más abuela que madre’ ¡le consiento todosSigue leyendo «Orejeando.»