HeteroGenios.

Cuando cerca nuestro hay una persona discapacitada o en una situación de vulnerabilidad especial, rápidamente empatizamos con esa particularidad.

Ahora bien, cuando se trata de ‘normales’ igual de rápido nos enfrascamos en los moldes de la homogeneidad.

Qué locura ¿no?

Tendemos a parir de la misma manera, curarnos con las mismas medicinas, hacer que nuestros hijxs de 3 años hagan lo mismo que todos los niñxs de 3 años, preparándonos para pasar a la escuela y asegurarnos que la estandarización se cumpla. Por supuesto nos evaluamos y compararnos entre ‘los iguales’ y a la vez intentamos distinguirnos un poco, como podamos. Nos amamos según la literatura y el cinema. Festejamos los días que nos dicen, cómo nos dicen y nos relacionamos siguiendo pautas. A estas alturas ya no sabemos andar sin las pautas.

Qué barbaridá ¿no?

Pienso yo.. en la heterogeneidad deber estar la heterogenialidad.
¡Todos somos heteroGenios! ¿O no, acaso?

Débora Tenenbaum
HE DICHO ¡carajo!

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: