Obama. Expectation.

El retrato de Obama más grande del mundo tiene 10.000 metros cuadrados y se termina de esculpir hoy, en Barcelona. Obra del artista Jorge Rodríguez-Gerada con colaboración del arquitecto Alex Jiménez. Dicen que es autogestionada e invita a la reflexión en un momento crucial de la historia de la humanidad. El mundo está lleno deSigue leyendo «Obama. Expectation.»

A veces la verdad es inverosímil.

Anoche soñé que estaba en Caracas e iba a un concierto multitudinario. El artista en cuestión era, físicamente, una mezcla entre Lenny Kravitz y Sting. Dificil de describir el hombrecito. La canción decía: ‘No pueden ser verdad todas las nubes de Tiziano’. La idea que me sacó del sueño fue: De todo lo que haySigue leyendo «A veces la verdad es inverosímil.»

Blog en re-construcción. Permanente impermanencia.

Una vez más, estoy trabajando para poner las cosas en su sitio, actual. Los capítulos se abren. Se cierran. Se vuelven abrir. Se vuelven a cerrar. Como se mueven! Están vivos! Si notas que algo extraño sucede en las próximas horas se trata sencillamente de este fluir que te comento. Cada vez es más sutil.Sigue leyendo «Blog en re-construcción. Permanente impermanencia.»

Los cuatro egos y la quintaescencia.

Los cuatro egos dijeron al unísono, como personajes del coro de una tragedia griega: ‘Vaya bagarto. Que mina más fea’. La quintaescencia, iluminada en el centro del escenario dijo: ‘No. Nada de eso. No es fea. Es bella. Es lo que es. Y hace lo que tiene que hacer’. Que gran alivio, el alma, humana.Sigue leyendo «Los cuatro egos y la quintaescencia.»

Ilusión. Del latín illusĭo, -ōnis.

1. Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos. 2. Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo. ‘Tienes ojitos de leoncito. Pero de leoncito bueno’. Ya lo vimos en el zoológico. Los animales son animales. Ni buenos ni malos. Animales.

El arrepentimiento es un sentimiento tardío.

Me dirigía al correo del barrio para enviar las postegardas postales del Club. Pensaba en el camino que si Agus se enrollaba podría enviarle un regalo a Mario G. Pasando por debajo de un andamio, me encuentra un tipo. Me para. Aunque voluminoso, blanco y de ojos claros, lindo. Muy lindo. Sonreí esperando que meSigue leyendo «El arrepentimiento es un sentimiento tardío.»

Arte chileno contemporáneo. Tablón de anuncios.

Inauguración Viernes 5 de setiembre. Convent de Sant Agustí. Comerç 36. 08003 Barcelona. Karta es, además de mi primer maestro de yoga, artista contemporáneo. Amo tu turbante amarillo! Gracias por la kriya que trabaja el cuarto chakra, Anahata. La proyección de la guerrera. Si sigo despertando la energía kundalini cada día, uno de estos, saldréSigue leyendo «Arte chileno contemporáneo. Tablón de anuncios.»

Confluencia. Lugar donde se juntan personas, caminos o ríos.

Esperaba, sin apuro, que pasara la hora crítica de calor. Mientras tanto, buscaba frescura acostada en el suelo del comedor, oscurecido adrede. Mi mirada se posó, meditativa y alternativamente, en tres fotografías colgadas en la pared de enfrente. Entre silencio y silencio le pregunté al ocupa de la casa de quién eran. ‘De un tipoSigue leyendo «Confluencia. Lugar donde se juntan personas, caminos o ríos.»

Mi muerte. Tal y como fue.

Estaba yo acostada en una cama pequeña. Tapada. En una habitación también pequeña. A lo Van Gogh. Vino un ser gigante por fuera y gigante por dentro. Se sentó a mi izquierda. Me tomó la mano. Llorisqueaba, disimulando. Era Fe. Vino un ser pequeño por fuera y enorme por dentro. De pie, al otro lado,Sigue leyendo «Mi muerte. Tal y como fue.»

Día de eclipse de luna llena.

Dicen que hoy, a las once de la noche, la luna brillará con mucha más intensidad, eso dicen. Cogeré la bici y me iré a experimentarlo a la playa. Anoche soñé que estaba embarazada. De ocho meses. A punto de parir. Pero no me había enterado de ello, entre otras cosas, porque mi cuerpo noSigue leyendo «Día de eclipse de luna llena.»

Soy rica. Ninguna tormenta dura toda la noche.

Dormí de 9pm a 9am. Rodeada de estos seres de otras galaxias, que ahora están aquí. Me desperté llorando. Al principio, no supe si era tristeza o felicidad. Eran las dos. Soy rica en mi interior y estoy rodeada de gente maravillosa. Esto es la felicidad. La tristeza es que siempre hay algún ser amado,Sigue leyendo «Soy rica. Ninguna tormenta dura toda la noche.»

El helado de coco en su propia concha!

Pregonea el heladero en aquella playa del caribe. Luciana Felicidad me llevó anoche a una heladería argentina en plena Barceloneta. Una tarrina de plástico. Pero que rico! Avellana, chocolate y coco con dulce de leche! La especialidad de la casa. Que dulce. Que feliz. Felicidad. Gracias. Dicen que los helados más ricos del mundo losSigue leyendo «El helado de coco en su propia concha!»

El sol. Arcano XVIIII.

En la última lectura de cartas que me hizo el maestro VdP me dijo que, en este fin de ciclo, era mi propio sol interior el que me guiaría el camino para la realización. X-XVIIII-XXI. Mientras lloraba sin parar, más por dentro que por fuera, pensaba ‘pero de qué sol me habla’. Buscando la postalSigue leyendo «El sol. Arcano XVIIII.»

Mañana de domingo de playa.

A uno de mis lados, unas señoras explicando sus recetas de pollo al cava. Al otro, Carolina acuareleaba bellas postales con cuerpos desnudos, estrenando materiales con agua de mar. Yo, en el medio, pensando que me dejo llevar, o traer, más por la energía que por lo físico. Años atrás, me gustaba Leonardo Sbaraglia ySigue leyendo «Mañana de domingo de playa.»

Los lunares de tu cara.

Olvidé comentarte la otra noche que recordaba que los lunares de tu cara… Si, si, esos… El que tienes aquí, aquí y también aquí… Esos que tantas veces dibujé. Bueno, te decía, que recordaba los lunares del otro lado de la cara. Es decir, recordaba estos que tienes aquí, allí y esos que tienes allí,Sigue leyendo «Los lunares de tu cara.»

El seis. El número de la belleza.

Siguiendo la teoría de los ciclos de seis meses, mi ciclo actual acabará en noviembre. Ya sé el qué, cuando y por qué. Resta saber el dónde, cómo y con quién. Ummm. D. Un suspiro me consuela esta noche y pienso en todos los días que quedan por venir. Da miedo quitar alguno, robarles elSigue leyendo «El seis. El número de la belleza.»

Yo sí que me voy a casar. Psicomagia I.

Mi padre solía contar que, cuando nací, en el Sanatorio Plaza de la calle Dorrego y Zeballos en la ciudad de Rosario, el médico salío de la sala de partos y en el pasillo de espera se dirijió a él y le dijo: ‘acaba de tener usted una soltera’. Ante mi pregunta de qué quizoSigue leyendo «Yo sí que me voy a casar. Psicomagia I.»