Julio Medem.

Hoy has dirigido una escena de mi vida.

Estaba yo desnuda nadando en el mar mi estilo libre. Libre. Que no es solo croll sino que también combina algo de pecho, un poco de espalda y una inmersión profunda hasta que una ligera presión a la altura de los oídos me indica que tengo que subir a tomar aire.

En uno de esos descensos grité. Grité fuerte. Grité abajo del agua. Grité. Grité. Grité. Y me sentí feliz. Subí. Respiré. Me reí. Seguí.

Recordé que yo no quiero ser una chica almodovar. Quiero ser yo misma. Pero, en todo caso, me siento mucho más dentro de tu película.

Foto Ferran Grau. Mallorca 2005.

He visto todos tus films varias veces. Hay minutos que me parecen reiterativos. Pero desde que amo lo que hago sé lo difícil que es encontrar la medida justa de las cosas cuando uno lo que quiere, en definitiva, es compartir. Los muchos minutos que sí me gustan, me gustan con desmedida intensidad. D.

Es bueno que las vidas tengan varios círculos. La mía, mi vida, solo ha dado la vuelta una vez y no del todo. Falta lo más importante. Otto el piloto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s