Mañana de domingo de playa.

A uno de mis lados, unas señoras explicando sus recetas de pollo al cava. Al otro, Carolina acuareleaba bellas postales con cuerpos desnudos, estrenando materiales con agua de mar. Yo, en el medio, pensando que me dejo llevar, o traer, más por la energía que por lo físico.

Años atrás, me gustaba Leonardo Sbaraglia y cualquiera que se le pareciera. Pero excluyentemente, además. Fue así se salí con una serie totalmente olvidable de tipos prototipos. Hasta que me dije ‘Basta, que aburrido’. Desde entonces, me gustan de cualquier edad, color, peso, tamaño y altura. Eso en cuanto a lo físico material, por así de decirlo. Lo de la energía es más difícil, describirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s