A veces la verdad es inverosímil.

Anoche soñé que estaba en Caracas e iba a un concierto multitudinario. El artista en cuestión era, físicamente, una mezcla entre Lenny Kravitz y Sting. Dificil de describir el hombrecito. La canción decía: ‘No pueden ser verdad todas las nubes de Tiziano’.

La idea que me sacó del sueño fue: De todo lo que hay para poner en duda del mundo de Tiziano, de todo lo inverosímil, alguien desconfía de sus nubes. Yo, en cambio, ahora sospecho más de esos seres con cuerpos humanos, huesos grandes, rodillas marcadas, vientres anchos, ojos de león y pelos fuertes y duros. Yo las nubes me las creo. Todas. Que extraños somos. Así somos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s