Confluencia. Lugar donde se juntan personas, caminos o ríos.

Esperaba, sin apuro, que pasara la hora crítica de calor. Mientras tanto, buscaba frescura acostada en el suelo del comedor, oscurecido adrede. Mi mirada se posó, meditativa y alternativamente, en tres fotografías colgadas en la pared de enfrente. Entre silencio y silencio le pregunté al ocupa de la casa de quién eran. ‘De un tipo de Mar del Plata re-grosso’, dijo. ‘¿Y dónde vive?’, curioseé. ‘Allá’, respondió. ‘Y qué hace un tipo re-grosso viviendo en Mar del Plata. Si ahí solo hay lugar para estafadores de turistas’ pensé, con el ramalazo de prejuicios e ignorancia que aún me queda.

Impulsivamente, cogí mi Pentax analógica, enfoqué una de las imagen e introduje en el cuadro un trozo de mi cuerpo. No era conciente entonces que, al ejecutar esa acción, estaba entrando en su mundo. Y viceversa.

Autorretrato con fotografía de Mario Gemin, de su serie casi inédita.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s