Heráclito.

Es imposible introducirse dos veces en el mismo río. Ni tocar dos veces una sustancia perecedera, según la constitución de la misma, sino que por la velocidad y vivacidad del cambio, se dispersa y nuevamente se congrega, se acerca y se aleja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s