La esencia. El lenguaje. La traducción.

La esencia, el fondo, es infinito y el lenguaje es la forma del código que lo limita. Algo así decía Saussure.

De manera similiar funciona la máscara, nuestro ego y la personalidad, con el ser esencial.

A lo que iba. Tengo un amigo que lee números. Si. Por ejemplo, él va por la calle leyendo las matrículas de los coches. Y es tan sensible, que estos le influyen en su estado anímico.

Pese a que me gustaría, yo no arrivo a comprenderlo. Así que le voy a pedir que me lo traduzca. En un poema. O en una canción.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: