Cuando el problema es la solución II.

Mi madre me ha preguntado, una vez más, si necesito que me envie algo de allá. Yo suelo responderle: ‘No, mamá. No necesito nada’. Y ella me manda algo igual. Que normalmente no me encaja. Cómo me va a encajar! Si no me conoce! Si nunca me ha visto! Ni oído! Ni leído!

This morning he dicho basta. Si. Si que necesito. Y ahorita mismito comienzo una listita de todito lo que le pido.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: