El email tiene su intríngülis.

Está medio endemoniado. Muchas veces se va todo (la comunicación) pa otro lao.

Hay que ponerle cariño no solo al escribir (por supuesto) sino también, y casi fundamentalmente, al leer!

Al interpretar, tendemos a rellenar los huecos del mensaje (que hay muchos) dándole un sentido que no es propio. Y ahí nos vamos, malinterpretando.

Un comentario sobre “El email tiene su intríngülis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s