La envidia sana no existe.

Inés y Faca hace catorce años que están juntos. De una y de otra manera. Yo, profundamente, los admiro. Por juntos y por separados.

Las gentes dicen: ¡Ay, que envidia! Pero sana, ehhhh!’. La envidia nunca es sana. Si es sana no es envidia. Si no es envidia es otra cosa.

Much nicer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s