La envidia sana no existe.

Inés y Faca hace catorce años que están juntos. De una y de otra manera. Yo, profundamente, los admiro. Por juntos y por separados.

Las gentes dicen: ¡Ay, que envidia! Pero sana, ehhhh!’. La envidia nunca es sana. Si es sana no es envidia. Si no es envidia es otra cosa.

Much nicer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: