feedback

Cristian
Músico, 46 años, Rosario

Hace 2 años estaba muy angustiado por la ruptura de una relación y muy mal conmigo mismo. Una amiga me recomendó que viera a Débora y así fue. En un tiempo de sesiones con ella me enseño el valor de mí mismo, con su terapia y caricias al alma. Fue como una afinadora de mi piano interior, enseñándome a afinar cada sentimiento y emoción como cual nota musical. Sólo tengo palabras de agradecimiento y la recomiendo a quien quiera y necesite encontrarse, es más, pienso que todos merecemos y nos debemos una afinada de vez en cuando, después la música depende de nosotros. Débora lo consigue. Abrazo al alma para todas y todos.

 

Eugenio
Periodista, 44 años, Rosario

Tuve experiencias terapéuticas con Débora en dos formatos, sesiones individuales presenciales y otra a través de un trabajo online grupal intenso con los sueños. En ambas hay una palabra que sintetiza su trabajo: empatía. Porque sin dudas creo que, lejos de minimizar conflictos, estereotiparlos, abordarlos con protocolos generales, Débora logra hacerse eco de cada una de las problemáticas que se le presentan. Además, establece un múltiple abordaje, cruzando su formación profesional, su óptica de la vida y su desarrollo personal por diversas terapias. Muchos sabrán, o no, que somos amigos hace unos 30 años y ahí radica otro de los valores de su enfoque terapéutico: no existe la supuesta objetividad porque ambos somos sujetos. Como si fuera poco, la pasión con la que lleva adelante sus ideas, sus formas de llevarlas adelante y su constante seguimiento, hacen que la comodidad de estar con ella y junto a ella, sea uno de los puntos más hermosos del camino que se emprende.

 

Martina Artista, 30 años, Rosario

Terapeuta empática, consciente, intuitiva y creativa con herramientas y conocimientos sólidos. Muy generosa y apasionada. Transmite amor y sabiduría. Además de ser muy asertiva tiene una gran entrega y capacidad de descifrar la información y sintetizar para comunicar y guiar a las personas a su propia transformación. Dedicación y alegría son otras palabras que caracterizan a Débora. Gracias maestra!

 

David
Técnico en telefonía, 35 años, Zaragoza

Para mí conocer a Débora, fue como una corriente de aire fresco y renovador. Su forma de escuchar, de hablar y sus propuestas han sido una experiencia genial! Me he sentido escuchado y me ha acompañado y enseñado encontrar calma e ilusión en mí.

 

Mónica
Artista, 50 años, Rosario

Ella puede acompañar, no porque sea más fuerte o sepa más cosas, puede porque parece haber estado ahí, donde vos estás ahora. También puede hacer equipo con rapidez, porque le importa eso que te pasa y se entrega a la labor conjunta, porque ya no discierne, me dijo un día ¿cómo vamos a resolver esto? y esto era mi problema, no el de ella. Conjuga el vamos juntos con naturalidad, como forma de vida. Tengo una terapeuta admirable y una hermana entrañable.

 

Melina
Profesora, 45 años, Ibarlucea

Ser acompañada por Débora mientras yo misma acompañaba a otras personas por caminos de autoconocimiento, ha sido de gran valor y apoyo para mí. Y sin duda para quienes confiaban en mi compañía! Siempre agradecida.

 

Sol
Filósofa, 38 años, Rosario

Haber tomado la decisión de abordar temas complejos junto a Débora siempre me trae, fundamentalmente, una sensación inmediata de paz. Tiene que ver con su capacidad de escucha y pregunta. Logro re ubicarme, transformando mi punto de vista de inicio pero sin perderme en el movimiento. Siempre son experiencias enriquecedoras, impulsos para animarme a verme y a descubrir mis propias respuestas. También tiene que ver con una conexión que siento en la mirada que nos damos y en un sentirla familia gracias a una vibración que siento amorosa e infinita con ella.

 

Patricia
Bailarina, 60 años, Rosario

Fue mi antes y mi después. De este hermoso camino que inicie con Débora: de cómo vivir sin mandatos, sin culpas, sin miedos, sin prejuicios, saber decir, saber pedir, saber querer. Y sigo transitando queriendo vivir cada día mejor. Sabiendo ahora que TODO ES AMOR. Hasta entonces yo pensaba que el amor era solo el de pareja, el de los hijos. Tremendo ¿no? Ahí empecé a ver el AMOR en muchos lugares, en muchas cosas, en el aire, el cielo, los aromas, la luna, el río. Hermosa Debora. Graciasssss! Te amo.

 

Pili
Mamá de 4 niños, 42 años, Funes

Conocí a Débora por ‘casualidad’ y contra la creencia que sostiene que ‘nadie toca la puerta de tu casa para cambiarte la vida’, ya que así la conocí. Junto a un amigo en común tocó la puerta de mi casa para ver si yo podía ayudarla a encontrar alguna alojamiento en la zona. Así fue que le pregunté a que se dedicaba y le dije ‘quiero hacer esas sesiones junto a vos’. Y ahí empezó a entrar luz y luz y luz en mi visión del proceso vital de los seres humanos del cuál yo me sentía víctima por desconocer completamente mi responsabilidad en el mismo. Es muy difícil resumir en pocas líneas los ya 4 años que caminamos juntas con Débora. Su experiencia personal y su formación la hacen una terapeuta con cualidades muy concretas para guiar a quien sienta la necesidad de encontrar sentido a todo lo que vivimos en esta vida.

 

Valeria
Psicóloga, 44 años, Paraná

Transité desde una separación de pareja a un diagnóstico oncológico por segunda vez con tratamiento incluido. Momentos muy precisos de angustia donde Débora me auxilió de manera personalizada. Siempre muy clara y asertiva y me contagió su empuje. Coincido que el cambio de enfoque hace que la predisposición hacia la vida sea otra. Junté valentía para enfrentar momentos drásticos, necesarios, dolorosos. Siempre creo que es importante sentir que alguien está ayudando, es falaz pensarse en soledad. Los frutos del trabajo los estoy cosechando todavía.

 

Daniel
Profesor, 65 años, Rosario

Me ayudó a avanzar y completar parte de mi pensamiento. Todo lo que hicimos me ayudó a hacer lo que tengo ganas de hacer, vivir lo que tengo ganas de vivir, y disfrutar momento a momento. Fue una gran influencia para mí y mi comodidad de como vivo hoy en día.

 

Carolina
Profesora, 36 años, Rosario

Su labor, tanto presencial como el online, me ayudó mucho a manejar las energías, los pensamientos, a pasar por las cosas difíciles conservando la cabeza y proyectando hacia adelante sin que los problemas me desborden. No fue fácil lograrlo y aún me falta mucho pero voy a continuar. Gracias!

 

Emilia
Artista, 36 años, Rosario

Celebro la guía terapéutica de los servicios espirituales y físicos que se obtienen a través de la exploración de uno mismo junto al acompañamiento objetivo y atento de esta “enorme mujer”. Agradecida de poder ver los acontecimientos desde tu corazón y que enriquecen mi vista cada día!

 

Libertad
Terapeuta corporal, 45 años, Rosario

Cuando llegue a su consulta sentía que estaba tocaba fondo. Su mirada me dio paz en cuanto la vi. Esa primera sesión fue un farolito de los tantos que se fueron prendiendo al transitar el camino juntas. Sesión tras sesión iba re-cordando quien soy. Entre lágrimas de dolor y esperanza, entre sorpresas, escuché tus palabras resonar en mí. Cuando comenzó este camino estaba en un trabajo de oficina que no me gustaba, vivía en modo víctima, me sentía desprotegida. Hoy miro atrás y agradezco! Hoy mi trabajo, mi familia, mi vida son amorosos… Gracias gracias gracias.

 

Florencia
Constructora, 40 años, Pergamino

Gracias por tu acompañamiento en mi labor de conocer-me y de recordar-nos. Por la paciencia, la claridad… Y la presencia. Cuando tenemos compañerxs de viaje con esa vocación para su labor todo es mas sencillo. Gracias gracias gracias maestra… Seguimos caminando juntas. Te quiero.

 

Débora
Artista, 55 años, Buenos Aires

Poder de síntesis acerca de respuestas que pueda dar a consultas que se le hagan, sobre variados temas: crecimiento y desarrollo personal, informática (uso de páginas web o sitios de internet), reflexiones o razonamientos que contribuyan al establecimiento de metas u objetivos a alcanzar… ¡Espectro variado y multifacético! Su excelente disposición a ayudar y hacer el seguimiento de una problemática específica que alguien le pueda plantear.

 

Mariana
Artista, 50 años, Rosario

Mi experiencia con Débora como terapeuta conductora de la Nave Onírica con el equipo de Rosa Jiro fue totalmente inspiradora. Compañía clara, presente, abierta, amorosa. Siento que la lectura de las situaciones eran atinadas y las propuestas de crecimiento accesibles. Gracias a esa experiencia incorporé prácticas emocionales muy saludables. El vínculo que posibilita se extiende en el tiempo, cómo un rico perfume, como una mano unida a un brazo sin fin.

 

Anabella
Música, 42 años, Buenos Aires

Llevo unos 4 años hablando con Debora por lo menos 3 veces por semana ininterrumpidamente. Hemos pasado por varios roles entre los que inevitablemente está el de la amistad, pero en éste caso el perfil que admiro profundamente de ella es el de Terapeuta. Ella tiene un modo calmo, más bien silencioso o meditativo y para mí es una mujer muy necesaria. Anda mejorando las vidas de la gente por ahí, mientras que al mismo tiempo mejora la suya, está en constante observación y eso lo intento aprender de ella. Me gusta como investiga y se interesa por el otro, en mi vida Debora es un ser imprescindible.

 

Zio
Editora, 43 años, Buenos Aires

Débora es una gran y muy amorosa maestra. Me ha servido mucho su claridad y la atención que siempre me ha brindado. Todo lo hace con una amplia sonrisa y con mucha generosidad!!! Su compromiso en el acompañamiento ha sido y sigue siendo fundamental en mi camino.

 

Martín
Músico, 52 años, Rosario

Comencé mis sesiones con Débora en un momento muy difícil de mi vida. Ella me ayudó a descubrir que todas las respuestas a mis interrogantes están en mí y que puedo encontrarlas a través del sueño. Desde allí, las informaciones que aprendí me acompañan día a día y noche a noche

 

Rocío
Terapeuta corporal, 33 años, Rosario

Débora es una Terapeuta curiosa, espontánea, creativa y sincera.


En mis redes sociales publico a diario facebook instagram Y puedes ponerte en contacto conmigo, si sientes que puedo ayudarte y quieres.