Obligatoriedad, harina y azúcar.

Con el estado ‘nos metemos’ la ley de obligatoriedad de la educación hasta la adolescencia. Luego NO enviamos dinero con fluidez para mantener las escuelas ni los salarios dignos de lxs maestrxs.

Para mantener el edificio ‘nos creamos’ la cooperadora de la escuela que, con donaciones, ventas de tortas y rifas, reparamos los salones y baños y sostiene gran parte del tinglao.

Ahí es cuando y como consumimos más harina y azúcar para ‘colaborar’ con la ternura de esta causa con una ‘voluntariedad relativa’ porque si no participamos nuestros hijx no tienen baños, juegos, aulas y material ‘como la gente’…

¡OBSERVO!
NO ME QUEJO. ES MÁS, ¡PARTICIPO Y ME DIVIERTO!

Buenos días

Débora Tenenbaum
HE DICHO

giphy

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: